Vista desde el mirador de los Mayos. La entrada a dicha mirador está formada por la unión de dos peñascos de enormes dimensiones, en los que hace varios siglos se asentó un castillo árabe.