Si continuamos por la calle llegaremos a la iglesia, donde se venera a la Virgen de lo Alto, patrona de Ayna.